10 Razones para amar las precuelas de Star Wars

Eternamente vilipendiadas, las secuelas de Star Wars han estado en boca de muchos fans para bien y para mal. Las comparaciones son siempre odiosas y no estamos aquí para entrar en esos debates porque acabaríamos a hostias. Ese no es el plan, estamos aquí para hablar de amor, del amor hacia Star Wars que, seguramente, compartamos una gran parte de los frikis del mundo.

Con la cercanía del estreno de ‘Star Wars Episodio VII: El despertar de la fuerza’, una nueva secuela, los nervios están a flor de piel. La incertidumbre se apodera de todo el mundo. ¿Será el producto cinematográfico que esperamos? ¿Estará a la altura de todo un fenómeno de dimensiones bíblicas? ¿Lloraremos al final del film para bien o para mal? Demasiadas incógnitas, cierto. Pero, lo cierto es que, dejando de lado los debates estériles, las secuelas de ‘Star Wars’ nos dieron un buen puñado de alegrías, de momentos épicos y de personajes entrañables. Sin más dilación, aquí tendéis nada más y nada menos que diez motivos para amar profundamente los tres primeros episodios del mundo creado por George Lucas.

Volver a escuchar a John Williams

Como veis, hemos optado por no numerar las razones, pero esta no estaría nada lejos del top 3. Uno de los mejores compositores de la historia, no sólo del cine, nos cautivó con sus melodías en las tres primeras entregas. Además de cautivarnos a los frikis de a pie, encandiló a la Academia que le entregó un par de estatuillas por su trabajo en esta saga. Obviamente, cuando ‘La amenaza fantasma’ salió a escena, encontrarnos nuevamente con John Williams fue algo maravilloso. Quizás las composiciones de estas nuevas películas no se encontrarían entre los mejores trabajos de Williams, pero todos hemos vibrado con Duel of Fates, por poner un ejemplo.

Roger, Roger

En las películas antiguas, el ejército del mal estaba formado por los archiconocidos Stormtroopers. Soldados que llevaban equipadas las mismas armas, los mismos uniformes, los mismos cascos… Y la misma mala puntería. Una nefasta puntería que, como pudimos observar en las secuelas, heredaron del ejército droide de la Federación de Comercio Intergaláctico. El ser humano es capaz de crear poderosas armas como los sables Jedi pero, a la vez, capaz de crear uno de los peores ejércitos robóticos habidos y por haber. Estúpidas máquinas de combate incapaces de realizar bien dos acciones seguidas, la vis cómica y tal, y que a todo respondían con un “Roger, Roger”. Si te consideras friki y nunca has usado esta coletilla droide para contestar a tus colegas, mejor no nos dirijas la palabra, porque no eres un friki, eres un poser.

Natalie Portman

Dulce, inteligente, valiente… Natalie Portman en ‘Star Wars’ es todo lo que un hombre busca en una mujer. Ya lo hablamos en su momento en un post sobre amores frikis y, obviamente, tenía un lugar reservado en este artículo del mismo modo que lo tiene en nuestro corazón. Es uno de los motivos para volver a ver las secuelas de ‘Star Wars’, indiscutiblemente, aunque nos hubiera gustado otro devenir para su personaje, para que nos vamos a engañar. O sea, se acaba enamorando del poco carismático Haydn Christiensen cuando podría haber elegido a cualquiera en toda la Galaxia. Pero bueno, ese contra aparte, todo son pros a su favor. Su personaje tiene gancho, es importante para la historia dentro del universo de Lucas y la actriz, obviamente, es un plus. Habríamos podido tener un mejor Anakin Skywalker, pero jamás podríamos imaginar una mejor Padme Amidala.

star-wars-clone-wars

Darth Maul

Tal vez el sith más cool de la galaxia. No, no exageramos. Pensad en cuando teníais seite u ocho años y vistéis que las puertas del hangar de Naboo se abrían. Y el señor que habíamos visto en el desierto se quitaba la capa, dejaba lucir su cabeza de pinchos punkis y su espada láser… ERA DOBLE. DOBLE, JODER.

Star Wars Darth_Maul_lightsaber_reveal

No, enserio: este personaje, rodeado de misterio en La Amenaza Fantasma, fue una revelación Sith. Un auténtico cúmulo de cosas que molan que era capaz de enfrentarse a dos jedis a la vez, y de hecho, vencer a uno de ellos. Su final partido en dos ya nos dejó una muerte para el recuerdo. Pero (SPOILER) no estaba muerto, estaba de parranda. En la serie Clone Wars cuarta y quinta temporada conocemos a Savage Opress, un Zabrak Dathomiriano, que nos descubre que aquél Sith consiguió sobrevivir a la espada de Obi-Wan, de una forma bastante particular. Aquí lo podéis ver en plena acción.

Ver a Yoda luchar

Reconocemos que la marioneta de látex de los episodios originales es un amor. Reconocemos que estuvo mal sustiruirlo en 2011 con la remasterización del primer episodio (en el cual aún tenía la forma original, vean aquí la comparación) lo sabemos. Y le amaremos como aquél viejo alien de especie tridáctil desconocida que robaba comida de la nevera de Luke en Dagobah… Pero… nunca le vimos demostrando por qué era el ser el Jedi más sabio y con mejor conocimiento en los caminos de la fuerza que jamás había existido (Alguna información original de Star Wars Wiki). Hasta que le vimos enfrentarse a su antiguo pupilo, el Conde Dooku. Y eso, hay que reconocerlo, nos puso los pelos de punta. Saltaba como un loco, utilizaba la fuerza para defenderse de los ataques de rayos y sostenía pilares enormes como si nada. Así que si, amamos al CGI por demostrarnos que Yoda era algo además del sabio era la repolla. Y punto.

YodaDuel

Además de ser el jedi com más SWAG de la Galaxia, claro.

Samuel L. Jackson, Liam Neeson, Ewan McGregor…

Dios mío, si con Yoda no teníamos suficiente, vaya trío para la Orden Jedi. Natalie Portman tiene un apartado para ella sola porque la amamos, pero aquí vamos a condensar el resto del magnífico reparto con el que contó George Lucas para sus secuelas. Samuel L. Jackson era ya un actor conocido por todo el mundo, pero verlo encarnar a Mace Windu, llevar la vestimenta de los Jedi y lucir un sable de luz morado lo elevaron al máximo exponente. O sea, que no suene racista, pero es un puto negro conocido por sus papeles de tipo duro y le pones un jodido sable de ‘Star Wars’. Si eso no es molón, no tenéis ni puta idea de cine ni de la vida en general. Por otro lado, Liam Neeson. Liam Fucking Neeson. Con él empezó la historia, a fin de cuentas, fue Qui Gonn Jin el que encontró a Anakin, el elegido para restablecer el orden en el universo. No podía haber nadie mejor, encarna a la perfección ese Caballero Jedi sabio, pero hábil en la batalla, prudente cuando toca serlo y hombre de acción cuando es necesario. Y ya, saber que fue el primero que logró, tras su muerte, fusionarse con la Fuerza es ya lo mejor del mundo mundial. Finalmente, Ewan McGregor, nuestro Obi-Wan Kenobi. Qué decir del bueno de Obi-Wan. Le vimos convertirse de Padawan a Maestro Jedi, pasó de ser un joven alocado a encarnar muchas de las virtudes que debe tener un Jedi, intentar domar a un Anakin en plena edad del pavo y…

La batalla entre Anakin y Obi Wan

Sí, les vimos luchar. El reverso tenebroso de la Fuerza ya había corrompido a un Anakin ansioso de poder, la Orden Jedi estaba completamente destruida y eran pocos los Caballeros con vida. Uno de ellos, Obi Wan. La lucha entre el bien y el mal. La lucha entre discípulo y maestro. La lucha entre dos hermanos. Al ritmo de Duel of the Fates, los sables de luz alcanzarán velocidades de vértigo en una de las mejores peleas que hemos visto nunca en la gran pantalla. Aunque quizás eso diera para otro artículo. El escenario, un planeta lleno de lava, Mustafar. Si hay algo más épico, no quiero saberlo.

Jar Jar Binks dios supremo

Y aquí es cuando nos matan. Cuando Macguffilms se hunde ya para siempre. Pero misa no saben porque vosa odian losa Jar Jar. A ver, que sí, que era muy tonto, que era capaz de destruir el tono y clímax de toda escena con solo su presencia y sus ojos saltones, que podía destruir el sólo el imperio con sus gilipolleces torpes… pero ¿y si eso fuera lo que molase de él?

El personaje más odiado de la saga, en realidad, puede entenderse como el primer experimento de personaje infantilizado disneyano, puro en su bondad y tonto en su humor. Pero tal vez le vino bien a la Amenaza Fantasma un personaje que deshinchara la épica y las espectativas de tantos fans. Tal vez. Y tal vez eso nos gusta. Y tal vez nuestra niñez estuvo llena de situaciones que impelían a hablar gungan. Y tal vez nos pegaban en el patio del colegio. TAL VEZ.

jar jar

Los inicios de la mejor pareja de la saga: C3PO y R2D2

En el episodio I descubrimos a un C3PO desnudo que un jovencísimo Anakin había ido contruyendo en su habitación. Descubrimos que la desnudez que sufrió en éste era la causa de todas las manías y miedos. Y descubrimos como partía la pana un R2D2 que veíamos al fondo de un plano general y que sin embargo hubiesemos reconocido en cualquier lugar. Cómo conseguía salvar la nave de la reina Amidala, y como conoció a Anakin.  Miren, lo siento, pero la inteligencia con la que estos personajes se metían con total naturalidad en una saga que empezaba a arrancar, emocionó a más de uno que hoy, intenta disimular porque aquello ya no mola. PUES NO.

star wars C3PO la amenaza fantasma

Las carreras de vainas

Seamos sinceros, ibamos a los recreativos a jugar a la máquina gigante y cutre que simulaba las carreras de vainas. Cogíamos a Sebulba, y empezábamos a dar fogonazos sin ton ni son para ganar a toda costa. Y es que esta escena, que marca el tono del primer episodio, y de alguna manera, también el devenir de la galaxia, era un prodigio de ritmo, clímax y tono desenfadado, que en cine se vivía a toda velocidad y com imagenes tan memorables como impresionantes. Algo muy grande.

Sebulba_Pod

Amamos Star Wars, y siendo sinceros, hay mucho postureo en las razones que se aluden para “odiar” las precuelas. Claro que tienen defectos, pero las antiguas también los tenían. ¿Y qué? Star Wars son aventuras, batallas en sables, la fuerza, naves explotando, y la síntesis perfecta de lo que significa “industria del entretenimiento”. Y los episodios precedentes, ampliaron el universo de una manera que hoy sería inconcedible: vimos mundos, conocímos millares de formas de vida diferentes y eso tuvo la culpa el CGI. Pero ahora lo nuevo no mola porque lo “puro” y “vintage” mola más. Venga, hombre, a quién intentáis engañar.

star wars prequels wallpaper

Por: @Rubensebas y @FrancescMiro

 

Anuncios

Un comentario en “10 Razones para amar las precuelas de Star Wars

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s