¿Marvel o DC? El vengador tóxico sigue dando guerra

La Troma, ese gran hervidero de ideas alocadas de cine serie B (o serie Z) dio a luz de la mano de Lloyd Kaufman y Michael Herz (aparte de los directores, son los fundadores de la compañía), en 1984, la película El vengador tóxico, sin duda alguna, la mayor creación de dicha compañía. Si bien está repleta de defectos de todo tipo, antes de visionarla, debes de tener en cuenta que tales defectos, situaciones incoherentes, absurdidades y demás, son la gracia de estas películas y no la base para una crítica seria de carácter negativo.

Dicho esto, preparamos el El vengador tóxico en el reproductor a utilizar y le damos a reproducir. Empieza con una introducción a Tromaville, ciudad donde ocurrirán los hechos, y su problema de residuos tóxicos, para luego presentarnos a los personajes dentro de un gimnasio, que poco tiene que envidiar de un bar de carretera, que tendrán acción en común y por separado, creando historias paralelas repletas de humor y gore, buques insignia de la película, e ir juntándolas según la necesidad de la trama. También es cierto, que al final tanta situación grotesca podría llegar a cansar a algún/a espectador/a, pero la duración del metraje (78 minutos aproximadamente) impide que esto ocurra.

El personaje protagonista absoluto, primero como Melvin (Mark Torgl) y después como el vengador (Mitchell Cohen) tiene las dos caras de la moneda, mientras que Melvin es patoso, inocente, débil… El vengador es sanguinario, despiadado, fuerte (algo así como el cambio de carácter del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, de la novela de Robert Louis Stevenson, pero sin vuelta atrás) con una apariencia a lo Sloth, el monstruo de Los Goonies (Richard Donner, 1985), después de veinte años sin ducharse, y con varias pinceladas inspiradas en el monstruo de Frankenstein (novela de Mary Shelley) pues más de una escena nos traerá de vuelta a la memoria esta excelente novela gótica.

El vengador

El vengador tóxico es un cruce genial entre el Dr. Jekyll y Mr. Hyde de Louis Stevenson (sin vuelta atrás) y la apariencia de Sloth de Los Goonies

El Vengador Tóxico fue un gran impacto en su día (dentro de lo que cabe en este tipo de producciones), generando todo tipo de artilugios a la venta como figuras, novelas gráficas (de la mano de Marvel precisamente), una serie animada titulada Toxic Crusaders (1990) de trece episodios, un videojuego con el mismo nombre que la serie (para NES, Game Boy y Sega Genesis) y tres secuelas.

El Vengador Tóxico 2 (Lloyd Kaufman, Michael Herz 1989), no sé si debería hacer un análisis de esta película, pues me parte el corazón hacer sangre de una cinta de terror, y puede que como independiente tuviera su gracia, pero queda totalmente eclipsada por su predecesora y más contando con los mismos directores. Se aleja más de su parte gore para indagar en el humor sin sentido, pero con menos gracia que la anterior parte, y el reparto renovado (a pesar de ser los mismos personajes, aunque alguno tenga el nombre cambiado) es notablemente de más baja calidad.

El vengador tóxico

El Vengador Tóxico 3 La última tentación de Toxie (Lloyd Kaufman, Michael Herz 1989) es una secuela directa de la segunda parte, aunque recuperaron su lado gore, más olvidado en la anterior parte. Para no variar continua con el cambio de actores/actrices, también tiene ciertos toques influenciados por el cine asiático, igual que la segunda parte, y acostumbra a tener por banda sonora la música del juego Pooyan, solamente cambiando la velocidad a su parecer. Por otra parte, Toxie (como también se conoce al vengador) sigue dando más grima que comerse a sabiendas un plato elaborado por María Tifoidea, pero desgraciadamente, aunque superior a la segunda parte, no consigue ni ser la sombra de la primera.

El Vengador Tóxico 4 ciudadano Toxie (Lloyd Kaufman 2000), con Michael Herz fuera del barco de la dirección, empieza como todas las demás, con flashbacks contándote lo ocurrido en la primera parte, sólo que en esta admiten que tanto la segunda como la tercera parte fueron aberraciones y que por eso esta es la verdadera secuela directa, ignorando las anteriores secuelas, vuelve todo el gore y el humor que hicieron famoso al legendario guerrero de la fregona y el tutú, con mejores maquillajes y efectos, en resumen, vuelve a ser como antes pero en versión 2.0, además cuenta con cameos de Lemmy Kilmister, cantante y bajista del grupo de rock “Motörhead” y la aparición de otro de los personajes de la Troma, el sargento Kabukiman, de la película “Sgt. Kabukiman N.Y.P.D.” (Lloyd Kaufman, Michael Herz, 1991). Parece ser que con esta entrega intentaron redireccionar el rumbo que había tomado la saga en la segunda y tercera parte, a favor de volver a construirla desde esta cuarta, con rumores de hacer una quinta entrega, e incluso un “remake”, aunque de momento habrá que esperar.

Con el Vengador Tóxico 4 vuelve todo el gore y el humor que hicieron famoso al legendario guerrero de la fregona y el tutú

Y aunque en verdad, mi súper héroe favorito es Frank de la jungla, admito que el vengador tóxico ocupa un buen lugar en el escalafón.

POR: VICENT COLLADO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s