It Follows: el terror que necesitábamos

It Follows, no se trata de Pennywise, el payaso de It (Tommy Lee Wallace, 1990), siguiéndote en alguna red social tan de moda en estos tiempos, no (chiste fácil, lo sé), se trata de una película de David Robert Mitchell, su primera participación en el género de terror, aunque por otra parte tampoco es que tenga una carrera como director muy extensa que digamos. De hecho, es su segundo largometraje, y sinceramente, ha dejado el listón bastante alto, pues aunque a veces peca un poco de escenas previsibles o bajones de tensión, consigue sobreponerse rápidamente y It Follows nos invita de nuevo a una inmersión en el genial ambiente que se sigue proyectándose delante de nuestros ojos.

It follows 4“It Follows es el resultado de llevarle referentes claros de maldiciones y terror sexual a un cirujano que lo conjuntara todo en su sitio”

Y es que It Follows tiene un poco de todo, por momentos puede parecerte un poco de terror adolescente y luego te sorprende con escenas que te traen ese sabor añejo del terror de los setenta u ochenta. Todo con una trama, que si bien no es del todo original, pues ya han habido antes cintas de maldiciones que se trasmiten cual virus u odiosas “canciones del verano”, consigue mantener una frescura que tanto se añora en estos tiempos. De hecho seria como si le llevaramos, por un lado, alguna de las películas, secuelas o “remakes” sacadas del libro Ringu de Koji Suzuki (1998) y por otro alguna de las bizarradas del tipo “sexo asesino” tal como Sexual Parasite: Killer Pussy de Takao Nakano (2004) o Vagina dentata de Mitchell Lichtenstein (2007) por citar algunos ejemplos, al mejor o a la mejor de los/las cirujanos/as y consiguiera unirlo de manera sublime, quedando todo muy bien unido y conseguido, con una exquisitez perfecta como si de un postre para la alta cuna se tratase.

No es para menos, la fotografía, la banda sonora (que sorprende de tanto en tanto proporcionando un curioso efecto), las actuaciones bastante bien cuidadas y por qué no decirlo, ese atrevimiento a bailar con la claustrofobia de la gente, jugando muy bien con el escenario y consiguiendo su propósito: generar un poco de angustia al/a la espectador/a sin llegar a abusar. Todo equilibrado y en la justa medida, y es que si el hecho de que te peguen la peor venérea que se pueda imaginar no es suficiente, súmale que te persiga incansablemente por lugares a cada cual más agobiante que el anterior. Y todo eso sin tener un presupuesto muy elevado, sino más bien bajo, teniendo en cuenta por donde rondan las producciones actuales.

It FollowsIt Follows viene acompañada de un trasfondo filosófico que supera al sexo: ¿hasta dónde está dispuesta a llegar la gente por sobrevivir?”

Por si fuera poco, la acompaña un trasfondo filosófico que te hace reflexionar sobre ciertos valores morales.  No me refiero a una crítica del sexo, que allá cada una/o lo que quiera pensar, si no, al egoísmo de las personas que trae consigo la supervivencia individual y hasta dónde está dispuesta a llegar la gente por conseguirla. Aunque claro, eso también va en cada persona.

Así que en líneas generales, It Follows consigue ese aire fresco tan necesitado, y puede que eso también la perjudique sobrevalorándola y le de la desastrosa oportunidad de acabar como los otros soplos de aire fresco anteriores, enganchada a la licuadora de las precuelas, secuelas y “remakes” (que ¡ojo! No siempre son malos) y la deje sin un ápice de esa energía que ahora contiene. Esperemos que … ¿no?

POR: VICENT COLLADO

It-Follows

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s