Una noche para sobrevivir

Liam Neeson lleva participando en películas de acción o aventuras desde los inicios de su carrera, con ejemplos notables como Excalibur (1981) de John Boorman y Darkman (1990) de Sam Raimi, pero no ha sido hasta Venganza (2008) de Pierre Morel , pasada ya la mitad de su cincuentena, que se ha revelado como un auténtico héroe en este tipo de filmes. Entre los numerosos disparates entretenidos que ha ido realizando desde entonces brillan, por su ligereza y efectividad, sus colaboraciones con el director barcelonés Jaume Collet-Serra. Este tándem ha realizado con éxito Sin identidad (2011) y Non-stop (2014) a la que ahora se suma Una noche para sobrevivir (traducción española de Run All Night a la que aún deberíamos agradecerle que conserve una palabra del título original).

Run-All-Night

La nueva cinta relata el enfrentamiento entre dos antiguos amigos, un sicario y un jefe mafioso, debido al desafortunado encuentro entre sus respectivos hijos en el momento en el que uno de ellos acaba de cometer un asesinato. A partir de ahí, la trama se extiende a lo largo de toda una noche en pleno Nueva York, siguiendo la huida del sicario y su retoño de los secuaces del capo.

run-all-night-ed-harris-liam-neeson

Lo que podría haber sido otro thriller convencional y rutinario se convierte en un pasatiempo excitante gracias al pulso del director, a un guion casi sin fisuras y al oficio de su reparto. Como en sus dos anteriores películas, en las que aparecían figuras de la talla de Bruno Ganz, Frank Langella y Julianne Moore, Collet-Serra ha reclutado nuevamente a varios grandes actores que saben aportar la gravedad necesaria entre balazo y balazo. A la ya sobradamente demostrada solvencia de Liam Nesson, hay que añadir nombres como el de Ed Harris, Nick Nolte y a un ascendente Joel Kinnaman.

Run All Night es un thriller sobre problemas paterno-filiales con reminiscencias argumentales, probablemente casuales, con esa obra maestra que es Camino a la perdición (2002) de Sam Mendes. Sólo por evocar de algún modo la cinta protagonizada por Tom Hanks ya vale la pena darle una oportunidad.

Lo mejor: La dignidad inabarcable de Ed Harris.
Lo peor: La innecesaria dosis de drama familiar que conlleva la aparición de Nick Nolte.

Por: Carles Gómez

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s