Chappie

Lo malo de hacer un buen debut, es que después siempre compararán tus obras posteriores con la primera. A Neill Blomkamp le pasa esto. Su primera película fue un notable cruce de falso documental, cine social y ciencia-ficción pura. El revulsivo resultante, fue tan sorprendente y fresco que se convirtió en una de las pocas películas realmente originales que el género ha dado en los últimos años. De hecho debatimos sobre ella aquí hace ya un tiempo. También sobre el corto en interesantísimo corto sobre el que se basaba. CHAPPIE rodaje

Luego, claro, llegó Elysium. El director sudafricano probó las mieles del blockbuster norteamericano y le sedujeron en demasía. Sin ser tampoco, una mala película, Elysium pecaba de una excesiva trama salva-humanidades que pronto hacía perder a uno el interés por su desarrollo. Con esta, Chappie comparte más de un defecto. Su gusto por el estruendo y el incesante sonido ambiental sume al espectador en un nerviosismo poco productivo. Y de la misma manera que en sus anteriores películas (cuyo guión también firmaba el director), persisten sorpresas argumentales que expanden las posibilidades de la película demasiado tarde. Plantea giros que engrandecen la trama, sin llegar a fundamentarlos suficientemente bien (SPOILER: es el caso del suero transforma-aliens de District 9 o la trama política en Elysium. Aquí la sorpresa se parece más a la de la primera).

Tampoco hay que olvidar que Elysium, como Chappie, se precipitaban de una manera demasiado confiada en un tercer acto explosivo. Planteaban la acción de manera controlada y estructurada a lo largo de todo el film hasta que, de pronto, entraban en una espiral violencia, explosiones y giros argumentales poco creíbles.

la_ca_0105_chappie

No obstante, es digno de mención que Chappie se rinda ante la evidencia de lo que es. En Elysium la crítica social que se revelaba mero envoltorio para prensa y público; una jugarreta para llevar la acción a un juego visual en el que Blomkamp se siente cómodo. En Chappie, la crítica superflua se deja de lado para revelarse buen cine de entretenimiento algo más inteligente de lo que la media de cartelera nos tiene acostumbrados.

Chappie tiene en común tantos puntos con la anterior filmografía del director que se diría que toda parece desarrollada en el mismo universo, tal es la coherencia visual y narrativa que imprime en sus películas.

http://www.dailymotion.com/video/x2g12bj_chappie-trailer-final-espanol_shortfilms#from=embediframe Lo mejor: la simpatía de su personaje principal Lo peor: lo planos que son algunos de sus secundarios y un tercer acto excesivo.

Por: @FrancescMiro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s