Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo

Si tuviera que resumir mi relación con los cómics de Mortadelo y Filemón diría que se trataba de una relación de envidia sana. Yo que en mi niñez fui, por decirlo suavemente, un chiquillo delicado, veía en las aventuras (los porrazos, las explosiones y los inventos de Bacterio) todo lo que las aventuras de superhéroes no me ofrecían y todo lo que no podía vivir en mi vida real. Debido a la enfermedad que padecía (y padezco pero ahora ya guay todo), me vacunaba todas las semanas o dos veces al mes en el ambulatorio de mi pueblo. Al principio me daba pavor la aguja pero al acostumbrarme a ella y comportarme bien con cada pinchazo, mi madre decidió recompensármelo cada semana: después del pinchazo me llevaba a un quiosco y me compraba un muñeco de goma de algún personaje popular.

Jimmy el cachondo

Pasaba que, cuando el quiosquero no tenía muñecos no sabía que decirle a mi madre para que ella desembolsase su inversión semanal en su negocio. Así que un día dio en la estantería con un cómic de “Olé” de Mortadelo. Así fue como 425 pesetas iniciaron mi andadura y relación con el cómic de Ibáñez.

Sin renegar totalmente de la primera adaptación de Mortadelo en carne y hueso, con un sentido del humor bastante particular y chistes que aún hoy recuerdo (La copa Davis, el “no me se desmoralícenseme”, Fredy Mazas o Benito Pocino), pasó lo que pasó. Llegó el engendro que Miguel Bardem dirigió en 2008 que llevaba la tónica de las adaptaciones que en Francia habían hecho de Astérix y lo “españolizaba” de mala manera. Así que cuando el proyecto en 3D de la pareja de agentes de la T.I.A llegó a nuestro conocimiento muchos pensamos que por fin iba a adaptarse en un formato que le hiciese justicia al cómic.

El akello

Pues estad tranquilos porque los que pensamos aquello no nos equivocamos demasiado: “Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo” es la adaptación que habíamos estado esperando. De una animación en 3D cuya calidad técnica y plástica está a la altura de los grandes estudios (no podemos decir lo mismo de Tadeo Jones) nace un soporte para llevar el espíritu de los cómics de Ibáñez a una aventura fílmica digna. Y mucho más que digna.

Mortadelo 2

Del humor de golpe y porrazo de los cómics originales se traslada un relato que no suelta el ritmo de lo que pasa entre viñeta y viñeta. Ni obvia ni esconde el tortazo limpio, la patada, y el guantazo exagerado (y por momentos exasperante). Una auténtica aventura de acción y humor donde la inventiva es casi infinita y se encuentra hasta en los detalles más insignificantes del tercerísimo plano.

Puede que la violencia por momentos sádica pero siempre graciosa y el vocabulario más o menos adecuado (no escucharéis ni un recórcholis), eche hacia atrás al público potencial de lo infantil. Pero lo que es seguro es que los gags para los padres que leían con sus hijos el cómic siguen estando y funcionan a las mil maravillas. Desde sorpresas que aluden a golpes de estado o programas de telebasura, hasta chistes de humor negro: todo destila personalidad y autenticidad. Una animación que juega la carta de su particularismo y la explota de manera tan eficaz como inteligente. Esto es la animación que se puede hacer en nuestro país y eso no dice mucho de Tadeo Jones, para ser sinceros.

Lo mejor: su fidelidad al tortazo y su tremenda calidad técnica. El chiste de Tejero.

Lo peor: pocos disfraces de Mortadelo veo yo.

Por: @FrancescMiro

 

Anuncios

2 comentarios en “Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s