Macguffilms en #Sitges2014: cine en vena

Para recuperar el tiempo perdido, ya casi en el meridiano del festival, hoy nos hemos metido cinco películas del tirón. Nuestro segundo día en el Festival de Cinema Fantástic de Catalunya. Ya sabemos que el público de Sitges es aficionado a hacer locuras de seis películas diarias o maratones que ocupan toda una noche de sangre y terror, hasta salir a las siete y (conocemos algún enfermo) empalmar con una sesión a las 8:30 de la mañana. Nosotros, a pesar de que hoy nos hemos peusto las pilas, somos más de reflexionar lo que vemos, de tranquilidad y cerveza fría. Sobretodo cerveza. Pero a lo que vamos.

Empezamos el día con la nueva ida de olla de David Cronemberg. El que fuera director de clásicos de terror y ciencia-ficción lo convierte en uno de los nombres más respetados de este festival. Pero poco parece quedar de aquél pequeño genio malvado. Después de aquella infumabilísima “Cosmopolis”, Cronemberg nos trae “Maps to the stars”, una ácida sátira al star system hollywoodiense que deviene aburrido conglomerado de ocurrencias.

maps

Lejos de obras como “Una historia de violencia” (posiblemente una de las mejores películas de la primera década del siglo XXI) o “Promesas del Este”, la aparente mordacidad de “Maps to the Stars” se desvela como un vacío juego de roles casi nada más empezar. Pronto, la película se convierte en un desestructurado conjunto de ocurrencias, algunas tocadas de ingenio, que ponen a prueba la paciencia del curtido espectador que no sepa que esperarse. Algunos se verán recompensados viendo como se autoflagelan psicológicamente Julianne Moore, John Cusack o Carrie Fisher, para preparar unos papeles ciertamente denigrantes. Otros se reirán con algún chiste/guiño cinéfilo. Y otros lo verán como una reflexión sobre la voracidad y futilidad de la industria de Hollywood, que por otra parte ya nos han contado otras veces y bastante mejor. Al final, pero, descubrirán que se trata de una propuesta vacía a la que se le ha insuflado valor a base de un intento de conexión entre historias no demasiado originales. Historias que pasan por los fantasmas del pasado, el problema con las drogas y la fama, o el puro incesto. Aglo que no termina de cuadrar y que, de hecho, a veces roza el ridículo. Si era lo que pretendía, lo ha conseguido.

Maps to the Stars

Y seguimos con una propuesta muchísimo más modesta que, sin embargo, tiene cierta originalidad. Después de que un joven muy poco popular, sea encontrado muerto, Adam empezará a ver el fantasma del joven por todas partes. Cuando descubre que puede hablar con él, descubre también, que de hecho, puede ser su amigo. “Jaime Marks is dead” no arrancó ningún aplauso entre un público acostumbrado a propuestas bastante más bestias. Pero tal vez, su modoso aspecto de cine indie y su naïf  y bienintencionado modo de entender el fantástico, sean lo que más destaca de ella.

maxresdefault

Bien es cierto que, al remate, la poca intensidad de la popuesta deja paso a ciertos momentos de vacío argumental y relleno de videoclip emo que  pueden cansar. Poco aporta sus actuaciones de adolescentedebuencorazónalqueelmundonoentiende y su sonrojante estilo terror cuando retrata situaciones violentas o de tensión. Pero no se le puede negar cierta personalidad y brillo en su particular forma de defender una historia que, si hace aguas, se esfuerza en remediar.

JAMIE MARKS IS DEAD 2

Y después de dos películas más o menos desapasionadas, llega el primer film puramente sitgesiano del día “Goodnight Mommy”. Después de sufrir un accidente de coche y quedar desfigurada, una madre vuelve a su casa con la cara completamente tapada con bendas. Sus hijos, dos gemelos, la encuentran diferente desde el mismo momento en el que llega. Pronto empiezan a sospechar que la mujer que oculta su cara debajo de las bendas no es su madre.

Seh-Seidl-1

Con un estilo  visual cercano a “Borgman” pero de premisa menos fantástica, “Goodnight Mommy”  explota sus virtudes a mitad de su relato. Pero desde entonces, lo hace de manera ascendente y manteniendo un nivel de angustia que explota puntualmente en escenas de violencia ya no física, sino visual (ése gato en ésa pecera). Y que, además, consigue llevar su objetivo más allá de su punto de partida y darle la vuelta de manera efectiva (que no sorprendente) cuando se acerca a su final.

Por la tarde pasamos al cine asiático, que Sitges tiene a bien proporcionarnos en la cómoda sala de un cine, puesto que, muchas veces son películas que carecerán de decente distribución en nuestro país. Hablamos, por ejemplo de “No Tears for the Dead”, la nueva película de Lee Jeong-Beom, el director de la excelente “The Man from Nowhere”. Una de las películas en las que habíamos depositado esperanzas por encima de nuestras posibilidades.

fullsizephoto441958

Si bien la anterior película de Jeong-Beom, era una casi perfecta exageración del paradigma del ángel vengador, elegante y tremendamente efectiva, “No Tears for the Dead” se empeña en casi lo contrario. La cercanía al slasher y los toques de serie b empañan una propuesta que alarga demasiado su entrada en la vorágine de acción. Y que, una vez dentro, se toma demasiado enserio y lleva su demente sed de sangre hasta el punto de la total desconexión de cualquier parecido con la credibilidad. Si bien, pese a sus pecados, no deja de ser una macarrada surcoreana bien hecha y bastante entretenida.

still-of-dong-gun-jang-in-u-neun-nam-ja-(2014)-large-picture

Y por último, como coronación de un día completo en todos sus sentidos, nos metemos en “The World of Kanako”, la última película del japonés Tetsuya Nakashima, un esquizofrénico relato sobre un padre alcohólico y enajenado que busca a su hija desaparecida. Una hija a la que apenas conoce, y de la que descubrirá algún secreto que preferiría haber sorteado.

world-of-kanako-3

De un montaje que parece haber surgido de las manos de un técnico subido de spiz, deviene un trepidante relato que, de tan loco, cobra encanto y personalidad. Al tiempo que descubrimos las bazas de una trama con sus recovecos, y vamos odiándo a los protagonistas del relato la película gana con creces. Empeñada en lo que la hace diferente, “The World of Kanako” encuentra su voz en cómo cuenta lo que cuenta: mezclándo un humor negrísimo con escenas de violencia explícita, coqueteando con la animación y sin renunciar a una estética entre el horror y el kawaii. Una película que, si bien puede exasperar, será (posiblemente) de lo más atrevido de éste festival.

WorldOfKanako-P

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s