MacGuffilms en #CinemaJove: problemas psicológicos y otros demonios

Otro día más en este festival, somos conscientes de que esto está llegando a su fin, poco a poco, irremediablemente, de que cada nueva película vista puede ser la última que veamos. Pero bueno, seguimos disfrutando de los días festivaleros, intentamos hacer un poco de todo y este es el resultado de este miércoles.

The_Princess_of_Egypt-591915184-largeDe nuevo, la primera sesión a la que acudimos es por la tarde, a eso de las cuatro. Por suerte, en estos días, el calor no asfixia y se hace mucho más apetecible acudir a estas sesiones de primera hora de la tarde. La sala Luis García Berlanga nos espera, con las puertas abiertas y, en su pantalla, ya está a puntito de empezar ‘Silmäterä’. Este film finlandés (cuyo título traducido al inglés no es otro que ‘The princess of Egypt’) nos habla de las relación de una madre soltera con su hija. Esta madre, trabaja duro por la noche y cuida a su hija durante el día. Lo que nos muestra no es otra cosa que la evolución psicológica de una madre que ve cómo, sin comerlo ni beberlo, aparece el padre de la hija (que desconocía ser padre de esta niña hasta el momento del encuentro) e intenta contactar con ella. La evolución de esta madre es, sin duda, uno de los atractivos del film, ver cómo esta madre pasa de ser una madre normal y corriente a ser un madre sobreprotectora, muy posesiva, para, finalmente, alcanzar ciertos puntos de locura. Con todo, uno acaba teniendo la sensación de que esta película intenta ser tan dramática que el espectador puede, incluso, desconectar de la historia o, al menos, de este personaje.

“¿Hasta dónde llegarías por amor?”, era la premisa del segundo film del dia. También competidora en la Sección Oficial , “Obietnica”, nos cuenta la historia de un amor juvenil roto, y de un joven dispuesto a todo (a todo) por recomponer las piezas de este amor. Y de una joven que no duda en pedir algo que va mucho más allá de lo legal o lo moralmente aceptable.

Anna Kazejak, durante la presentación de su film, ya nos advertió de que “Obietnica” no era una película fácil ni agradable. Claramente dividida en dos actos diferenciados, su film consigue crear una atmósfera opresiva suficientemente asfixiante en momentos clave, aunque vacía en otros. Poco a poco, la seriedad de su premisa y el análisis de sus consecuencias va tomando forma en el cuerpo de Lila, interpretada por una cada vez más creíble Eliza Rycembel. Una seria propuesta dramática creíble por momentos, dubitativa en otros, pero potente en su conjunto.

CIMG3178

Y del drama adolescente a otra sesión de cortos, en esta ocasión más variada en cuanto a tono que la anterior. “La larme du borreau” es un documental corto sobre la pena capital y las dos cara del momento de la muerte: el verdugo, y su víctima. Ashawami, también conocido como “El ejecutor de Egipto” lleva a su espalda unas 600 sogas alrededor de diferentes cuellos. Mientras conocemos la dificultad de su trabajo, muy alejada de dudas morales, entrevistamos a condenados en el corredor de la muerte. Él afirma que no duda de la justicia, sólo la ejecuta. Sus víctimas prefieren morir en cualquier momento, a vivir en esa espera y saber que, algún día, Ashawami tendrá que pesarles y medirles el cuello, para calcular la grosor de la cuerda que les quitará la vida.

“Astigmatismo”, de cambio radical en cuanto a temática y formato, es un corto de animación que juega con los enfoques, las figuras borrosas y extrañas y el diseño frío y fantástico. Y que, en última instancia, nos cuenta la historia de amor entre un niño al que le han robado las gafas, y la niña que lo ha hecho.

Y por último “Elkartea”, un cortometraje sobre el reencuentro, aparentemente feliz de un grupo de viejos amigos. Un reencuentro que les hará enfrentarse con quién son ahora, y quien habrían podido ser. Todos, más o menos, habrán conseguido algo, excepto uno de ellos: es mendigo y vive en la calle. Una realidad que les hará verse en un espejo y jugar al juego de aparentar ser solidario y buen amigo, sin serlo.

De la sesión de cortmetrajes, nos dió tiempo a hacernos la cerveza de rigor y correr hasta los Jardines de Viveros. Allí se proyectaba “La règle du jeu”, un clásico de Jean Renoir, elegido por Gonzalo Suárez como uno de los que más le han influido en su carrera. Una auténtica delicia de comedia que, una vez tiene al espectador dentro de su mecánica, no podrá más que sorprenderse ante la falta de prejuicios y la mordacidad de una comedia mucho más avanzada, en el año 39, que la realidad del género, hoy estancado.

regle-du-jeu-1939-10-g

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s