Al filo del mañana

A veces, para dar con la clave de una historia genial hay que jugar a juegos de palabras. Consiste en crear un concepto nuevo a base de mezclar palabras o ideas que no tienen ninguna semejanza por sí solas pero que, una vez juntas, crean algo único.

Este recurso, que ha sido explotado al máximo en el cine de Serie B, no ha encontrado su sitio en los grandes estudios de Hollywood. Pero también a veces, las pequeñas casualidades hacen que en una oficina de Warner decidan apostar fuerte por una película que cuenta la historia de un hombre que: 1. Revive una y otra vez el día de su muerte. 2. Lo hace en medio de una guerra mundial contra aliens.
edge-of-tomorrow_Macguffilms
Como premisa de un manga (el film está basado en el manga All you need is kill de Hiroshi Sakurazaka de título, todo sea dicho, bastante más molón) parece incluso creíble y motivadora. Es decir: acción, sangre, trajes robóticos, aliens y una historia de superación personal tan de manga. Pero como premisa para una gran producción llena de efectos especiales y protagonizada por Tom Cruise, la apuesta es más bien una jugada arriesgada. Una jugada que, en otras ocasiones, ha resultado fracaso nivel “Oblivion”.

Edge Of Tomorrow_0000_macguffilmsPor suerte para todos nosotros, “Edge of Tomorrow” sabe lo que tiene entre manos y se entretiene jugando con ello a la par que juega con el espectador. Doug Liman acepta el reto de repetirse constantemente sin llegar a repetirse nunca, para llevar su film a un estado ideal entre el entretenimiento y el regateo.

Y no es que la mecánica del film no sea arriesgada, pues sería algo semejante a jugar una pantalla de videojuego que no puedes pasarte y que tienes que reiniciar desde el último guardado. Es que cuando el espectador cree que ha conseguido hacerse a dicha mecánica, Liman se adelanta al de la butaca, haciendo que veamos cosas que creemos que el protagonista no ha vivido y sorprendiéndonos en cada reseto del entramado. Un reset que, en el film, consiste en un tiro en la sien. Si la que aprieta el gatillo es una estupenda y equilibrista (esa gimnasia repetida mil veces) Emily Blunt, pues eso que nos llevamos.

Edge_Of_Tomorrow_Blunt_Poster_macguffilmsA la buena dinámica de videojuego, se le suma un equilibrio esencial entre el drama sci-fi y la comedia de acción que la cinta consigue a menos de la mitad de su andadura. Además del cambio estético entre los distintos “recorridos” del protagonista, capaz de saltar de una suerte de desembarco de Normandía a una persecución urbanita (marca Bourne), pasando por una escena íntima en una granja abandonada y terminando en nada menos que el Louvre.

Los traspiés se notan de manera puntual (esas visiones de futuros pasados) pero no pesan más que lo justo. Y no obstante, es curioso como lo mismo que consigue darle fuerza al film durante gran parte del metraje no sea lo que la redima en última instancia. Es una pena que su tramo final prescinda del juego y, en el último momento, haga la jugarreta del happy end.

Con todo, “Edge of Tomorrow” es un dignísimo y original blockbuster que entretiene y sorprende a partes iguales. Si bien no arriesga lo suficiente como para convertirse en algo memorable.

Lo mejor: su inteligencia para ser imprevisible a base de repetirse.

Lo peor: su tramo final no está a la altura.

Por: @FrancescMiro

– ¿Alguna vez ha tenido un déjà vu, señora Lancaster?
– Creo que no, pero puedo preguntar en la cocina.

Atrapado en el tiempo (Harlod Ramis, 1993)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s