#AtlantidaFilmFest: sesión rural

Nuestra sesión de hoy del Atlántida Film Festival se enmarca, involuntariamente, en un mismo medio: la vida rural. Y no es que la ambientación rural de la primera tenga nada que ver con la segunda. Nada más lejos. Pero el mundo rural se rige por sus propias reglas y encuadradas allí ciertas historias cobran vida de manera especial. Historias que ubicadas en cualquier otro sitio carecerían de sentido. En ambas películas la relación con los animales va más allá de la mera utilidad y el paisaje se funde con el estado mental de sus personajes, sean pintorescos o psicóticos. La vida rural es la única que entienden, la única en la que consiguen vivir. La primera es una suerte de thriller psicológico, la segunda una especie de comedia surrealista. Ambas son bastante indescriptibles y se muestran orgullosas de ello.

Tom at the Farm

Tom_a_la_ferme_macguffilmsA los 19 años, Xavier Dolan ya dirigía su ópera prima de llamativo nombre. A “Yo maté a mi madre” le siguieron títulos que hicieron que su popularidad en el circuito artístico cinematográfico alcance niveles de estrella prematura. Y no es para menos, puesto que su libertad creativa y sus marcados referentes, le dirigen por derroteros más que interesantes.

Su cuarto film, Tom at the Farm, arranca como un drama familiar en el que un joven llega al medio rural para enterrar a su amante. Allí conoce a su familia pero pronto, irá descubriendo los recovecos de una persona a la que creía conocer y de una familia con más sombras que luces. El paso del drama al thriller viene marcado de tintes entre lo onírico y lo puramente violento y su ritmo va al paso, acelerado y errático de su protagonista.

Y es en este (Dolan dirigiéndose a él mismo) donde Tom at the Farm encuentra un hándicap que, si bien consigue superar, empaña su desarrollo. Pronto, el personaje que da título al film da un cambio brusco seducido por la ferocidad de lo rural. Pero su “evolución” parece darle la espalda al espectador haciendo impenetrable su rostro e incomprensibles las decisiones de su personaje. Y aun así, Dolan rueda con bastante ingenio un tercer acto cargado de tensión que hace olvidar los extraños caminos que recorre, para llegar al destino deseado.

TOM AT THE FARMPuedes verla aquí.

Of horses and men

De_caballos_y_de_hombres-150410650-largeVisionario loco, Benedikt Erlingsson, en un alarde de originalidad, decidió hacer una película de caballos (y yeguas) y hombres (y mujeres) y así la llamó. El film es uno de esos en los que la trama es innecesaria ya que busca retratar las relaciones entre este animal con el ser humano. Vida y muerte se unen en este relato costumbrista al que no le faltan escenas memorables.

A pesar de ello, no lo vamos a negar, no es una película normal y corriente, se aleja de los convencionalismos y nos ofrece algo a lo que no estamos acostumbrados. De ahí que su visionado sea complicado y que sea, como ya muchos han dicho, una obra inclasificable. Tenemos toques dramáticos, tenemos toques cómicos, pero encasillarla en cualquiera de esos dos géneros sería un error. Seguramente, sea una película que no mucha gente se atreva a ver pero aquí llegan unos SPOLIERS para que os animéis. Si no queréis leer el spoiler, más os vale parar ya, porque ahí va: hay sexo (entre animales y entre humanos, por separado pero con un toque muy voyeur) y un homenaje a George Lucas y cierto incidente en un planeta helado.

HIO1Si no has entendido muy bien nada, es porque su film lo pretende. Échale un ojo a su genial tráiler, y lo entenderás.

Puedes verla aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s