Cuando Carrie se convirtió en mujer (otra vez)

Ante un evento como este (un remake de un clásico del cine de terror), no podíamos fallar, así que, con cierta ilusión pero con esa sensación de que remakes y refritos de este tipo de películas no puede salir nada bueno (¡Cuántos Jasons, Freddies y exorcismos hemos visto en esta vida!) nos acomodamos en la butaca.

La primera diferencia entre la adaptación de Brian de Palma y la de Kimberly Peirce es que desaparecen las tetas. Sí, somos así, teníamos que decirlo. Los primeros minutos de la ‘Carrie’ de 1976 podían ser dignos de una peli porno o de un videoclip de la MTV, la nueva carece de ello, pero no importa porque la de Pierce incorpora el factor tecnológico.

CARRIE

Así es. Esta Carrie padece bullying 2.0. Teléfonos móviles, ordenadores, YouTube. Si bien es parte de la adaptación a la nueva era, denota una incapacidad de esta versión a la hora de crear un ambiente de acoso. No vamos a demonizar contra ello, por supuesto, hoy en día el acoso ha evolucionado tecnológicamente y es una opción respetable. Pero si no es agradable burlarse de una adolescente cuando tiene su primera menstruación, menos aún es hacerlo con esta tecnología.

Por otro lado, la diferencia entre las dos familias White es más que evidente. Como nos gusta aportar datos a aquellos que no lo saben o no lo recuerdan, hay que destacar que Sissy Spacek y Piper Laurie estuvieron nominadas a los Oscar (actriz principal y de reparto, respectivamente). Lo cual indica (sobre todo a aquellos que vayan vírgenes a verla) la grimilla que daban ya esta madre y esta hija. Pues Julianne Moore y Chloë Grace Moretz (no, no lo hemos escrito de memoria, hemos usado copy & paste) no se quedan atrás, aunque es más que complicado que ellas repitan nominación a estatuilla. Ambas destacan por encima de todo el reparto y quien contradiga esto que se vaya por donde ha venido. Moore aporta veteranía y Moretz aire fresco y combinan a la perfección.  Aunque se le ha dado una vuelta de rosca a ambas, siendo un poco más ¿sádicas?, no hay otra manera de describirlo.

Seguramente por esto, vemos a una Carrie que profundiza más en sus poderes, aprende a usarlos y disfruta de ellos. Así que, seguramente no hace falta que os digamos lo que os espera en cierto baile. Y, por supuesto, todo aderezado con efectos especiales 2.0.

¿Cuál es el resultado? Una película que pierde en encanto respecto a la primera (no podemos decir nada sobre la novela de Stephen King porque no la hemos leído, sentimos fallaros), no es pretenciosa y, aunque lo intenta suplir siendo un poco más despiadada y con los efectos especiales, es por eso mismo por lo que pierde encanto. El pez que se muerde la cola. Pero, vaya, como entretenimiento no está mal, no es uno de esos remakes odiosos y que sea un poquito más gore nos la pone dura, somos así.

Chloe Moretz;Judy Greer;Portia Doubleday;Gabriella Wilde

Lo mejor: La pareja de actrices deslumbran, y somos fans de la pequeña Chloë Grace Moretz, ya sea matando gente disfrazada como con poderes telequinéticos.

Lo peor: Su ausencia de pretensión y su pérdida de encanto. Además, Kimberly Peirce no es Brian de Palma, qué le vamos a hacer.

Por: @RubenSebas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s