La Cabina: primera y segunda jornada

vi-la-cabina-festival-mediometrajes-valencia-paula-bonet-2La sexta edición del Festival Internacional de Mediometrajes La Cabina arrancó el viernes con fuerza y mucha garra. Digo con mucha garra y lo subrayo. ¿Por qué?

Normalmente, en las presentaciones e inauguraciones de festivales las personalidades pertinentes se limitan a tirarse flores y sonreír complacidos. Carlos Madrid, director del festival, no lo hizo así.  Con una representante institucional sentada a su lado y alguna que otra en la sala, Madrid quiso dejar claro que si el festival estaba funcionando, no era gracias a ellos. Atentos:

«Los más de 2.000 espectadores que tuvimos el año pasado, los 200 mediometrajes que hemos recibido este año, y el interés creciente de los medios de comunicación, nos han hecho seguir. Las ganas del equipo y el panorama alentador de  trabajos realizados entre 30 a 60 minutos nos han hecho continuar». La cultura, las ganas de exhibir films totalmente imposibles de ver en un circuito comercial como el de hoy, ha hecho de La Cabina el festival que es hoy.

El único festival internacional de mediometrajes del mundo: «El hecho de que se celebre en esta ciudad debería ser un estímulo para las instituciones valencianas. Y he dicho bien: debería. Las instituciones aquí representadas han colaborado en mayor o menor medida en algunos aspectos logísticos del festival, como la cesión de salas. Pero esta colaboración, que valoramos, resulta a todas luces insuficiente para lo que  este festival necesita y, modestia aparte… se merece. A los jóvenes nos piden que seamos innovadores, que creemos proyectos originales… pero el esfuerzo de este equipo no ha recibido nunca una verdadera compensación».1470213_751971071483327_203665539_n

Así arrancaba el festival. Un discurso mordazmente educado que da la medida de lo que se cuece estos días en Valencia. Un festival especial. Único en muchos sentidos.

Tan especial, de hecho, como la película elegida para inaugurarlo: Korsoteoria. Un mediometraje finlandés lleno de humor negro, extrañas y macabras coincidencias. Un film cargado de mensajes. Pero no mensajes bañados en moralina. No: mensajes humorísticamente pesimistas que invitan a dejar de buscarle el sentido a la vida y empezar a vivirla sin más.

Elli es una joven de un barrio marginal que nunca ha salido de su país. Quiere hacer un viaje y está dispuesta a conseguirlo haciendo lo que sea. Así conoce a Heze, un joven de familia acomodada que se enamorará de ella… a pesar de que ella le trate como basura. Algo, imperfecto y virginal, nacerá entre ellos. Algo que los cambiará a ambos.korsoteoria

Antti Heiki Pesonen presentó el film al que definió como «una broma a los finlandeses». Una historia romántica pero macabra. «Como un hombre que intenta gritar cosas románticas desde una mazmorra desde la que nadie puede oírle». Una pequeña perla y también… divertida y atrevida. Como el festival en sí.

Por lo que respecta a la segunda jornada, el auténtico protagonista fue el mediometraje Océan, del francés Emmanuel Laborie.

Laborie ha trabajado para televisión francesa y como ayudante de directores como Yann Samuel. Pero su carrera, en realidad, no ha hecho más que empezar. Hace dos años ya estuvo en La Cabina con el mediometraje Jean-Luc el perseguido. Ayer presentó Océan.

Jean es un niño de diez años que ve las vacaciones de verano como un parque de atracciones en el que vivir aventuras y experiencias. Pero a veces, las vacaciones son la época de aprender todo lo que no nos enseñan en la escuela. La época de crecer. Durante unas simples vacaciones, Jean descubrirá el dolor y el amor por partes iguales. E igualmente aterradoras e incomprensibles para él.Ocean

Un film sencillo cuya estructura repite el esquema clásico de viaje iniciático. Pero sin intentar disimularlo. Sin esconderse bajo una falsa capa de originalidad. Disfrutando incluso de los clichés típicos. Celebrándolos. Mimándolos como lo que son: historias mil veces contadas que, sin embargo nunca se cuentan igual. Narrada con gran sensibilidad y esmero Océan es, en el fondo, un cuento de niños para adultos.

Anuncios

2 comentarios en “La Cabina: primera y segunda jornada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s