El juego de Ender

Horrorosa adaptación, aceptable sci-fi

De un tiempo a esta parte, nuestras grandes pantallas se han llenado de adaptaciones de libros, novelas gráficas, cómics y hasta de El_juego_de_Ender-635930351-largeotras películas. Seguramente parece la idea perfecta ante una crisis de ideas, pero a veces eso juega en tu contra ya que existe un producto con el que competir y es obligatorio estar a la altura de lo esperado. Pues a ‘El juego de Ender’ no le ha pasado eso.

Contextualización, creo que necesaria: Durante muchos años hemos visto series, películas y otros productos en los que los niños son la clave para salvar al mundo, ya sea dentro de mechas como en Evangelion (si no te suena esto, seguro que sí conoces una libre adaptación más reciente) o, como en este caso, para dirigir una flota espacial. Andrew ‘Ender’ Wiggin es el tercer hijo de su familia, algo que estaría prohibido de no contar con permisos especiales porque de ese hijo se esperan grandes cosas. Este es el punto de partida de la novela de Orson Scott Card, novela que recibió el premio Hugo y el Nébula (al igual que su secuela, ‘La voz de los muertos’), y cualquier parecido con la película es pura coincidencia.

Esto es un poco hiperbólico, cierto, pero la película obvia una gran cantidad de hechos que son importantes para el transcurso de la misma. Sí, estas cosas son necesarias para realizar adaptaciones. Y sí, las películas no tienen porqué seguir al pie de la letra aquello que adaptan. Pero es inevitable comparar. Y al comparar, la película de Gavin Hood pierde y mucho. Además de escenas se pierde algo muy importante: personalidad. El film pierde personalidad y, por supuesto, alma. Cuando uno lee la novela le genera una serie de pensamientos y sentimientos que el film es incapaz, mostrando un encefalograma plano detestable.

En cierto modo, es comprensible que el film evite ciertos aspectos, quizás algo complicados, pero al hacerlo, además de restarle encanto, se le añade complejidad. ¿Cómo puede ser eso? Simple, al evitar algunos aspectos complicados de la novela, el film se vuelve un tanto incomprensible porque estos son necesarios para su mayor comprensión.

De los actores mejor no hablo. No es por despreciar a Asa Butterfield, el personaje de Ender es un personaje muy complejo en la novela y el chaval se defiende, pero en la novela el personaje pasa por diversas edades (algo que se obvia en el film) y es complicado reflejar en un único personaje toda esa evolución y complejidad. Y del regreso de Harrison Ford al espacio…pues eso, que sin sus pantalones ajustados y una bestia peluda al lado pierde mucho, además de parecer un poco asqueado (¿con el film, el personaje, con su vida?).

Pero no todo es negativo. Por supuesto, el apartado técnico y visual son de lo más destacado en el film. Tiene suficientes efectos especiales y elementos estéticos como para que acabe resultando un producto de ciencia ficción aceptable.endersgame1

De modo que si quieren disfrutar de este film, vayan al cine a verla sin haber leído la novela o se sentirán enormemente defraudados. (SPOILER) (Sí, joder, haced caso, es un spoiler de verdad) Una de las mejores cosas que tiene es su final, que garantiza (a menos que se calienten mucho el coco) que no destrozarán la segunda novela (FIN DEL SPOILER).

Lo mejor: Partir de una genial novela ayuda aunque sea a crear un producto de ciencia ficción aceptable. El apartado técnico.

Lo peor: Si has leído la novela no hace falta que te lo diga.

Por: @RubenSebas

Anuncios

Un comentario en “El juego de Ender

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s