The Wind Rises

El adiós de un genio de la animación

Por satisfactoria que fuese, por magnífica y relevante que fuese, el visionado de “The Wind Rises” siempre nos sabría agridulce. El hecho de saber de antemano que se trata de la última obra de Miyazaki cambia la percepción de un film de una personalidad arrolladora. No sólo en cuanto a lo que ella transmite de por sí, sino en el punto en el que se sitúa dentro de su carrera.

Y es que si bien Hayao Miyazaki no cuenta con ninguna película como ésta, Studio Ghibli ha confeccionado muchas películas que parten de un enclave realista alejado de la fantasía que caracteriza su obra. “The Wind Rises” es la última película de Hayao Miyazaki (sello, per se, de fantasía de calidad) y a su vez es una película realista y humanista.   Una película que se sitúa en un punto paralelo al de toda su carrera. Una película que no es sino una despedida y a su vez un mensaje de esperanza. Un film único se mire por donde se mire.

kaze-tachinu-ghibli-11

“The Wind Rises”  nos cuenta la historia de Jiro Horikoshi, diseñador aeronáutico responsable de los mejores cazas de combate japoneses durante la Segunda Guerra Mundial. Su pasión por la creación y el diseño le llevaron más lejos de lo que había llegado nunca el diseño de aviación. Y a su vez nos narra su amor por Naoko, su esposa, enferma de tuberculosis.

“The Wind Rises” además transmite una historia que se esconde bajo la piel de sus dibujos. La del propio Miyazaki. La de aquél que, transmutado en la figura de Jiro, confesó que su visión (igual que el protagonista del film) era uno de sus mayores enemigos, puesto que iba perdiendo capacidad de percepción a cada nuevo proyecto y eso, tarde o temprano, le inhabilitaría pera dirigir. El mismo Miyazaki que estaba tan obsesionado con los bocetos de sus creaciones que se fracturó la mano dibujando “El Viaje de Chihiro” y atrasando la producción varias semanas.

Las semejanzas entre el protagonista del film y el creador del mismo son tantas que, el hecho de que sea su última obra y la única que no es fantástica, es toda una declaración de intenciones.

Aunque se debería puntualizar que, si bien no es fantástica en su totalidad, cuenta con varias secuencias oníricas que explican las dudas y miedos de su protagonista insertadas perfectamente en su narración del modo que sólo sabe hacerlo su director.

BMm6YxzCEAAbGbZ (1)

Miyazaki compone un fresco en el que el melodrama entre el amor por el trabajo y el amor por la mujer se mezclan de tal manera que el relato se torna ambiguo en su mensaje. Buscando dicha ambigüedad se consigue transmitir sensaciones increíbles basadas no sólo en la extraña belleza a la que nos tiene acostumbrados, sino en la sencillez de su historia.

“The Wind Rises” es un melodrama intimista y antiépico más cercano a la extrema sensibilidad humanista de Kore-eda que a la fantasía de sus mayores producciones. Un contrapunto a una larga carrera que ha revolucionado la animación tradicional.

kaze-tachinu-jiro-naoko-lluvia

Un contrapunto que significa también, por ella misma, un punto y aparte. Diferenciada en su tono (más dramático de lo habitual) o en su ritmo (más pausado de lo habitual) del resto de la obra de Miyazaki, “The Wind Rises” sigue siendo un film de puro Miyazaki.

Y es que cuenta con muchos los elementos clásicos de los films de Miyazaki como pueda ser su eterno debate sobre la línea que separa el bien del mal (de hecho dicha temática se torna política en un film que no se posiciona y que, por ello, ha sido ampliamente criticado en su país de origen). O como la presencia de la enfermedad como el drama más cotidiano del ser humano. O incluso las consecuencias por la obsesión de cumplir un sueño.

Un film adulto que se entiende como un adiós que podría resumirse en una sola e increíblemente bella escena: un beso fugaz y tierno de despedida en lo alto de una colina, en la que sopla el constante e inevitable viento de la historia.BMrzloLCIAA21ON

Lo mejor: su sensible pero comedido sentido del drama. Su ambigüedad política da fuerza  y personalidad al protagonsita. Su increíble capacidad de construcción de escenas memorables.

Lo peor: la sensación de “adiós” que pesa sobre todo el film.

Por: @FrancescMiro

“Le vent se lève !… Il faut tenter de vivre !”

Paul Valéry

Le cimetière marin

Anuncios

Un comentario en “The Wind Rises

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s