Macguffilms en #Sitges2013: Pon un Jodorowsky en tu vida

Ayer decíamos que habíamos tenido suerte porque ninguna de las incidencias que se habían sucedido en el Auditori de Sitges, nos había llegado a afectar. Pero la suerte no puede acompañarnos siempre y hoy “Big Bad Wolves” se ha cortado.

Se oyen cosas como que “esto no había pasado nunca” o como que “la organización esto o aquello”… pero nosotros pasamos porque es nuestro primer año y porque la gente del festival, por ahora, se ha portado genial con nosotros.

Pero bueno, aquí estamos para hablar de cine, y “Big Bad Wolves” es cine puro y duro. Se trata de un film israelí que cuenta la historia de tres hombres envueltos de una manera u otra en una serie de brutales asesinatos a menores. El padre de una de las víctimas, el policía que lo investigaba y el presunto asesino… se tendrán que enfrentar entre ellos en situaciones extremas.

Leyendo esto puede parecer que se trata de un thriller duro y oscuro sobre asesinatos y secuestros, pero la sorpresa que guarda Aaron Keshales (su director) es que ni una, ni la otra. Se trata de un film ágil y sorprendente que mezcla la comedia más negra, las situaciones más estrambóticas y los giros más sorprendentes que se pueda imaginar alguien que no sepa lo que va a ver.

Y es que su falta de prejuicios para juzgar, tanto a sus personajes como las situaciones que les envuelven, contagian en el espectador una sonrisa culpable en escenas en las que debería estar absolutamente aterrorizado. Entre una delgada línea del absurdo y el thriller, surge un film novedoso, sorprendente y valiente.

La valentía, en cambio, no es una de las cualidades que se le atribuyan al Jim Jarmusch de hoy. Si bien su sello ha llegado hasta unas cuotas de calidad que pocos directores americanos jóvenes aspiran a conseguir, su carrera ha encontrado un camino cómodo realizando algo que sabe que domina. Sin arriesgar.

Only_Lovers_Left_Alive-913651394-largePor eso, cuando uno se entera de que Jarmusch se encargará de un film de vampiros enamorados (“Only Lovers Left Alive”) la esperanza de ver algo diferente y novedoso, puede despertar en el espectador…. Pero nada más lejos.

“Only Lover Left Alive” es un film competente y de perfecta factura que narra la historia de una apreja de vampiros que vuelven a juntarse tras años de separación. Ésta, pero, tendrá que enfrentarse a una serie de problemas derivados de su propia naturaleza.

A pesar, pues, de ser un film dirigido con buena mano, lleno de buenos actores, y de una fotografía cuidadísima: su desarrollo se encuentra carente de rimo propio. No debemos confundir lentitud con carencia de ritmo, puesto que otros films del mismo director, constaban de un ritmo pausado que, a pesar de todo, enganchaba al espectador.  Esto convierte el film en algo tedioso y largo.

Y de vampiros a documentales.

“Jodorowsky’s Dune” nos narra la historia de un tremendo proyecto de Hollywood que terminó por desvanecerse en el aire, para ir a llegar a las insólitas manos de David Lynch.

Un proyecto dirigido por Alejandro Jodorowsky, con el que contaría con Salvador Dalí, Mick Jagger, Magma, Pink Floyd, Dave o’Bannon… y que iba a ser “más que un film, un profeta” en palabras de su propio director.Jodorowsky_s_Dune-153803568-large

Y es que, siguiendo el modelo de “Persistence of vision” de la que ya os hablamos, Frank Pavich nos cuenta la interesantísima historia de una idea megalómana y diferente dispuesta a revolucionar la historia del cine… y que desapareció.

Una serie de casualidades tremendas, contadas por el propio Jodorowsky, y una pasión sin límites llevaron a un insólito equipo hasta el límite. Para, cuando debía saltar al vacío, dar media vuelta por culpa de la falta de ansia de riesgo de las grandes productoras.

Un documental que anima a no rendirse, divierte y alecciona a su vez. Un ejercicio de simpatía y saber hacer que, al final, viene a demostrar que, aunque el proyecto nunca existiese, su influencia ha estado presente en infinitas producciones posteriores.

Y de un documental sobre una película inexistente de Jodorowsky, a un film autobiográfico surrealista basado en la vida del propio Jodorowsky y dirigida por el propio Jodorowsky.

“La danza de la realidad” nos cuenta con la imaginería visual propia de su director, la dura y extraña infancia de Jodorowsky, a la vez que la de su familia.

La_danza_de_la_realidad-257200794-largeMediante sucesos episódicos que hacen que el joven Jodo aprenda lecciones de la vida, su director nos narra la historia de Chile desde su particular punto de vista, y la transformación de su padre de un hombre sin escrúpulos, a un hombre perdonado a sí mismo.

En ésta hazaña, pero, su tropieza con su propio ego, para terminar empañando un relato individual y fantástico, de una intención moralizante poco propia de uno de sus films más accesibles. La constante presencia de la figura de una deidad que nos perdone, a nosotros pecadores humanos, tapa agujeros de guion al que si bien no se le pide racionalidad, sí coherencia consigo mismo.

Una especie de cine-terapia demasiado ambicioso como que mezcla política, dictadura y lucha de clases con meados espirituales que curan heridas, niños que se golpean hasta sangrar obligados por adultos, o tullidos que cantan y se reúnen para armar bronca y pegar palizas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s