Macguffilms en #Sitges2013: El destino y otros inventos psicológicos

Todos cometemos errores. Y pedir perdón, seamos sinceros, no sirve de nada. “Only God Forgives” lo sabe y se encuadra en aquellos films que, sin centrarse demasiado en los errores, narra las consecuencias de éstos sobre los personajes protagonistas.

Julien (Ryan Gosling) dirige un gimnasio de boxeo que utiliza como tapadera. Es traficante. Tras el asesinato de su hermano Billy, Julien no Solo_Dios_perdona-986916862-largesabe qué hacer al respecto. ¿Se merecía su hermano mayor su destino? ¿Tenía que buscar a los culpables o seguir con su vida? De Estados Unidos llegará su controladora y manipuladora madre (Kristin Scott Thomas). Ella le hará ver como ha de vengar la muerte de su hermano.

A medio camino entre la impecable formalidad y la intención exasperante de transgresión, Nicolas Winding Refn firma una película apabullantemente visual. Un film que busca demasiado el esteticismo y descuida (intencionadamente) toda narrativa. Y es que “Only God Forgives” se acerca mucho más a “Valhalla Rising” que a “Drive”. Si bien la contemplación pausada y la admiración por la belleza de la violencia funcionaban en “Valhalla Rising” gracias a un aire místico “Only God Forgives” se enmarca en lo contrario. Es un film que se trabaja demasiado su estética creyendo que tan sólo ésta y unos efectos de sonido atronadores crean, por sí solo, atmosferas inigualables.

Only God Forgives es un film sensorial que, más allá de su cuidadísima cáscara, está vacía por dentro puesto que resulta previsible, en ocasiones rídicula y, lo peor de todo, aburrida según qué tramo de su simplísimo guion se trate.

ONLY-GOD-FORGIVES-12

Y del vacío narrativo a la saturación controlada de  “Uma História de Amor e Fúria”, un film brasileño que ganó el premio a la “Mejor Película” en el pasado Festival de Annecy, uno de los festivales de cine de animación más importantes del mundo. Y, con razón.

Se trata de un film que lleva gravada la máxima “menos es más” en su puesta en escena, y que cuida, al contrario que el film anterior, con extremo mimo su historia. Y es que “Uma História de Amor e Fúria” cuenta 600 años de la historia de Brasil en 100 minutos, sin apenas despeinarse.

Como ya hizo hace poco la, injustamente, mal tratada “El atlas de las nubes”: la ópera prima de Luiz Bolognesi cuenta cuatro historiasRio_2096_A_Story_of_Love_and_Fury-159250124-large independientes en momentos históricos diferenciados entrelazados entre sí por una historia de amor.

Si bien es cierto que su vertiente emocional puede parecer algo simple y excesiva durante sus primeros 30 minutos, el film madura a la vez que madura su personaje protagonista. Y con él sus historias se tornan adultas a medida que avanza el metraje consiguiendo que gane interés conforme se acerque su final. Un elemento que, aunque parezca baladí, suele faltar en muchas producciones actuales.

Una gran historia de amor imposible que no tiene miedo de parecer ñoña y cuya falta de prejuicios desarma al espectador. Un fantástico viaje animado a la turbulenta historia de Brasil desde el descubrimiento de la tierra por parte de los colonos portugueses, hasta el año 2096, cuando una guerra por el agua potable ha sumido a un país en otra dictadura. Otra demostración de que la historia no es más que una sucesión de eventos cíclicos y terribles. Y que nuestra historia particular, aun siendo única, forma parte de un demoledor reloj mundial del que no formaremos parte.

Impresionados aún corremos a conocer a Álex de la Iglesia que daba una Masterclass en la Sala Tramuntana del Festival. El reloj, cansado de nuestra constante mirada, nos dio un respiro de cinco minutos. El evento era a la 18:00 y llegamos a las 17:56… justos, pero a tiempo. A tiempo a nuestra manera de entender nuestro querido reloj. Pero no a tiempo para el reloj de la organización del festival.  No nos dejaron entrar gracias a que se había superado el aforo antes de hora por culpa de no haber utilizado el sistema de invitaciones. El mismo que sí habían puesto en marcha para la presentación de “Juego de Tronos” y, gracias a la cual, nadie se quedó fuera.

Sin desanimarnos y con buenas piernas, volvemos al Retiro. Y como si de una jugarreta del destino se tratase, nos enteramos de que se proyecta un film rodado en una ciudad en la que estuvimos hace menos de un mes.  Suena a cuento chino… pero hay cuentos chinos que son verdad.

Extrañísimo film, por cierto: “3x3D”. Se trata de un experimento que recorre la historia de la ciudad portuguesa de Guimarães que fue “Capital Europea de la Cultura” el pasado año. En éste experimento fílmico  Jean-Luc Godard, Peter Greenaway y Edgar Pêra, exploran las posibilidades de un 3D explotado pero no  investigado. Y a su vez nos narran, cuál guía turístico, como ha evolucionado  Guimarães, el cine, y la percepción de éste a lo largo de la historia. Todo en uno y sin chirriar.

Un interesante ensayo que cobra gran fuerza si el espectador conoce la ciudad en la que ha estado rodada. Si ha caminado por sus particulares calles del centro, si ha visitado sus bares, el Paço dos Duques de Bragança o el museo Alberto Sampaio… se percatará de que Guimarães nunca fue tan bonita como en este film.

¿Creéis en el destino?

El protagonista del último film de hoy, “Enemy”, no creía en el destino. Hasta que un día, un amigo le recomendara un film de segunda llamado “El que la sigue la consigue” y en dicho film descubriese a un actor… exactamente igual que él.Enemigo-308528332-large

Denis Villeneuve (ahora en cines con la notable “Prisioneros”) irrumpió en el panorama internacional con un increíble drama familiar: “Incendies”. Si bien el esquema dramático realista de su anterior film está presente en el thriller ahora en cines, “Enemy” recorre otro lado, más oscuro/fantástico de su director.

Basado en una novela de José Saramago, “Enemy” es un tour de forcé interpretativo que reposa sobre las, prematuramente curtidas, espaldas de su actor principal: Jake Gyllenhaal. Un actor que interpreta a dos personajes que confunden al espectador por su mutación emcional ambigua. Un thriller psicológico de perfecto pulso y golpes de efecto esenciales que consiguen penetrar en la cabeza del espectador.

Una propuesta tan inteligentemente arriesgada que parece que apueste todo, sabiendo que vá a ganar.

Anuncios

Un comentario en “Macguffilms en #Sitges2013: El destino y otros inventos psicológicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s