Duelo de críticas: District 9

logo duelo de críticas2

1º Asalto: District 9

Ya hemos dicho alguna vez que el cine es un estado de ánimo. Por lo tanto, es comprensible que cada película genere un estado de ánimo diferente a cada persona.  Normalmente, coincidimos en gustos cinéfilos, pero hay otras veces que una película puede provocarnos sentimientos contrarios y puede estallar una discusión de dimensiones apocalípticas. Bueno, no, pero quedaba molón decirlo. La mejor manera de solucionar esta situación es la de realizar lo que en su día bautizamos como duelo de críticas. Cada uno da su punto de vista sobre un film y que nuestros queridos lectores (alguno habrá) decidan quién creen que tiene más razón. Y como ya os contamos en el Atado en corto 2 , tenemos ganas de ver Elysium. La mejor forma de pasar un mono cinéfilo es escribir sobre él. Eso es así. Así que, hablemos de la primera obra de Neill Blomkamp: District 9 ¡Allá vamos!

district9_01

@RubenSebas opina:

Figura duelo 2Negar la valía de District 9 sería absurdo por mi parte, una película de ciencia ficción nueva y diferente con un bajo presupuesto es siempre loable. Además de que el punto de partida de la trama es, como mínimo, novedoso: extraterrestres que llegan a Suráfrica. Sí, no llegan a ninguna región sureña de Estados Unidos para sembrar el pánico entre campesinos poco amanerados (no voy a decir paletos por mucho que queráis, es previsiblemente hortera). Pues eso, estos extraterrestres eligen un lugar poco usual para su llegada. Por si fuera poco, una mordaz crítica política al crear un distrito propio para los extraterrestres, puro apartheid interestelar. Sin ninguna duda, era lo más prometedor que veía desde hacía mucho tiempo. La humildad presupuestaria no le importaba a Blomkamp. Pero, a partir de aquí, la película bien podría parecer una aspirina efervescente, después de burbujear se queda en nada. Ya sé que Francesc no opina igual, pero en sus mundos de yupi no me meto. Neill, majo, la película se te va de las manos (SPOILER) (NO, EN SERIO, SI NO HAS VISTO LA PELI NO LEAS LO QUE VIENE AHORA) (ALLÁ TÚ, INSENSATO) al incluir una cepa vírica de esas de se va a cagar la perra (AHORA SIGUE). A partir de ahí, la peli discurre por las idas de olla de Blomkamp, que no es que no sean de mi agrado, puedo encontrarle su encanto, pero me pareció un poco deprimente, digamos que me esperaba algo acorde con el comienzo, algo innovador e interesante. En definitiva, es como una noche de borrachera, al principio empiezas a beber y estás jovial, pero después te pega el bajón y, al día siguiente, te queda la resaca. No obstante, no pierdo la esperanza, por eso estoy impaciente por Elysium, hazlo bien, que tú puedes Blomkamp.

@FrancescMiro opina:

La apuesta siempre viene acompañada del riesgo. La partida argumental de District 9 era original en tanto que Figura duelo 1pretendía alejarse de los estándares de tratamiento del género de ciencia-ficción. Y es que, desde hace años, el género ha servido a hollywood para crear pretextos argumentales que no fueran sino un simple vehiculo de efectos visuales. Con conocimiento de causa Blomkamp dirigió y estrenó una película sobre extraterrestres que tenía una vertiente de denuncia social y con la que pretendía crear una alegoría sobre el racismo y la intolerancia. Además filmó el proyecto (sobre extraterrestres, recordemos) con el objetivo de que éste fuese realista y lo hizo con estilo de falso documental (engañoso, eso sí). Con el estreno, la suerte estaba hechada. Hay quién sólo vió en el film lo mencionado. Hay quién la burbuja opinativa sólo hizo que se creasen en él expectativas que, visto el film, se quebraron. Y hay quién buscó en ella algo más de lo que pudiese vender a simple vista. Ése alguien, se percataría de que District 9 no era buena únicamente por su estética realista (incluso cuando abandona el formato documental), ni tampoco por su originalidad (puesto que la ciencia-ficción de calidad nació como metáfora de la actualidad): En lo más profundo de District 9 se encontraba un relato sobre el miedo a lo desconocido y sobre la crueldad de la raza humana. Su protagonista no era un héroe (cosa que sí es Matt Damon en Elysium) sino un sicario que quemaba crías de alien como si matase bichos y a quién el karma tenía reservada una lección de humildad (un poco exagerada). District 9 no venía para aportar una mesiánica originalidad al panorama cinematográfico sino frescura y ambición. Y sensatez consecuente con su trabajo: cambiante de tono, sí, pero más creíble que tantos otros productos manufacturados.

Anuncios

3 comentarios en “Duelo de críticas: District 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s