Sabios despropósitos

Guillermo del Toro es un artesano. Es el artífice de una concepción particular de lo fantástico: la suya. A lo largo dePacific_Rim-635800660-large su filmografía esta idea de lo fantástico se ha ido transformando tanto estética como argumentalmente dentro de un mismo marco gótico/realista.

¿Dónde se sitúa pues “Pacific Rim” en la trayectoria de Del Toro? Pues en un mundo aparte: el del blockbuster gigantesco y desproporcionado. El cine de palomitas, risas y amigos.

El cine que más apetece en verano.

Y es que hasta el director más respetado puede hacer un producto para pasárselo bien. Más  aún después de años de proyectos caídos en desgracia y alguna que otra gran frustración.

Porque, seamos sinceros, todo el mundo sabe qué se va a encontrar cuando entra a ver “Pacific Rim”. Nadie espera de ella profundidad, dramatismo y metáforas sobre el destino y la vida. Cuando alguien entra a ver “Pacific Rim” entra a ver robots gigantes pegarse contra lagartos gigantes. ¿Qué hay de malo en eso?

Pacific-Rim-Poster

“Pacific Rim” nos traslada a un futuro cercano en el que unos inmensos seres extraterrestres han invadido la tierra desde un portal interdimensional en el fondo del Océano Pacífico. Para combatir a las bestias (llamadas Kaiju, “monstruo extraño” en japonés) los humanos crearán unos robots igual de grandes (llamados Jaegers, “cazador” en alemán) pilotados por dos humanos. Años después de la llegada del primer Kaiju, el capitán Stacker Pentecost (Idris Elba) acude a pedirle ayuda a Raleigh Becket (Charlie Hunman), experimentado piloto de Jaeger que hace cinco años (qué casualidad que sean los mismos que Del Toro no hace una peli) que dejó de lado la guerra contra los Kaiju.

Ya se han escrito mares de tinta sobre la diferencia entre el cine entendido como entretenimiento y el cine entendido como arte. Demasiados films han trazado un recorrido que se mueve entre los dos polos para crear un film artísticamente entretenido.

Roland Emmerich entendía el entretenimiento como la aplicación de los efectos especiales a los clichés de siempre. Michael Bay entendía el entretenimiento como algo que no diferenciaba las ideas de las explosiones. Nolan entendía el entretenimiento como algo grave y oscuro digno del más serio tratamiento. Guillermo del Toro crea en “Pacific Rim” un producto alejado de la seriedad (a pesar de su tono épico) y del entretenimiento sinsentido (a pesar de su  a priori manida sinopsis) para crear un producto palomitero consciente de sus límites y capaz de explotar al máximo sus virtudes.

pacific_rim_2013_movie-wide

“Pacific Rim” explota un sentimiento arraigado en el corazón de todo hombre adulto: la pasión infantil por la destrucción. Como decía Ian Nathan para Empire las generaciones nacidas en la comodidad han crecido disfrutando destrozando a patadas preciosos castillos de arena  y torturando inocentes insectos. Del Toro lo sabe y, con conocimiento de causa, filma batallas gigantescas en las que la inevitable destrucción colateral no hace más que sumar emoción y sensación real de apoteosis.

“Pacific Rim” tiene muy claras sus referencias y parte de ellas desde la pasión más friki sin acomodarse como simple ejercicio de melancolía. De aquellos films de serie B sobre monstruos (o robots) gigantes destruyendo (o salvando) ciudades enteras, Del Toro escoge bien dónde situar la línea entre homenaje y la originalidad.

Y quede claro que “Pacific Rim” es un despropósito de principio a fin.

Pero los despropósitos bien hechos, como las fiestas sin resaca, se recuerdan tiempo después entre risas y alguna anécdota.

Lo mejor: da lo que promete. Blockbuster y sabiduría, todo en uno.

Lo peor: la iluminación y la fotografía en exceso oscura. A su banda sonora le sobra músculo y le falta personalidad.

Por: @FrancescMiro

Anuncios

2 comentarios en “Sabios despropósitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s