Wolf Children

Mamoru Hosoda vol.3

Hoy seguimos con nuestro especial dedicado a Mamoru Hosoda. Recordemos que cuando hablábamos de Hosoda hablábamos de un director de animación que salió de las filas de gigante Toei Animation y fue a parar a otro gigante: MadHouse Animation. Como ya contamos, en este estudio, después de una serie de desavenencias con Ghibli, Hosoda encontró un lugar en el que trabajar con libertad creativa y unos límites presupuestarios cada vez más holgados. Así, después de filsm de encargo, llegó “La chica que saltaba a través del tiempo” un film que supo wolf-children-posterconquistar a la crítica y que no tuvo el mismo éxito en taquilla. Después, el año 2009 dirigió “Summer Wars” con la que hizo la jugada contraria: consiguió la mejor recaudación de Madhouse en la última década, algo que no había conseguido ni “Steamboy”, el film más ambicioso del estudio (firmado por Katsushiro Otomo) hasta el momento.

Si bien “La chica que saltaba a través del tiempo” se trataba de un film de ritmo pausado e imágenes contemplativas, “Summer Wars” mostraba un contrapunto de ritmo in crescendo e imágenes rápidas y barrocas.

En ambas Hosoda experimentaba con sus límites como creador manteniendo como eje principal la fantasía real como complemento de la historia cotidiana. Y caminando siempre por la reconciliación de públicos que tan bien le funcionaba al estudio de Totoro.

Con “Wolf Children” sigue la senda de buscar temáticas que interrelacionen distintas generaciones ampliando el target al que otros directores (Oshii, Kon, Otomo…) habían encorsetado.

“Wolf Children” nos cuenta la historia de Hana, una joven estudiante universitaria que se enamora de un hombre lobo. De éste tendrá dos hijos, Ame y Yuki, ambos hombres lobo antropomorfos. Pronto Hana tendrá que enfrentarse pues al reto de ser madre y al reto de conseguir que sus hijos, diferentes por naturaleza, encuentren su lugar en el mundo.

wolfchildren_zps785726c2

A priori, Hosoda une en éste film dos características de sus anteriores films, las preocupaciones propias de un adolescente (algo mayor en éste film) y la importancia de la familia como motor de la creación de personalidad. “Wolf Children” se sitúa, pues, en una línea lógica de trayectoria profesional: Significa la llegada de la verdadera hondura dramática en su carrera.

“Wolf Children” es un film de personajes. Dotado de una sensibilidad particular, Hosoda es capaz de construir una profundidad multidimensional en cada uno de los componentes de la familia protagonista. Esto, que parece baladí, es muy poco frecuente en el cine de animación, en el que abundan más los papeles que los personajes.

Además, la animación de Madhouse encuentra en la expresión de naturaleza, su máximo esplendor creativo, haciendo que los viajes de los lobos a las profundidades de la montaña sean de una calidad indiscutible. Posiblemente la mejor del director hasta la fecha, puesto que su primer film era de trazo simple y su segundo, más recargado, podía llegar a saturar.

El problema del film, su principal lastre, es precisamente su premisa. “Wolf Children” no tiene demasiado que contar a partir de su punto de partida. La evolución de su historia puede no ser la esperada pero esto no significa que sorprenda. Parte de un lugar, de una duda, para al final del film llegar al mismo sitio. Sin tensión, sin giros. Y así sólo se consigue tedio. Algo que no pasaba en “Summer Wars”.

A pesar de todo con “Wolf Children” Hosoda se confirma como la mejor y más talentosa apuesta de Madhouse a la hora de sacarlos de sus apuros económicos. Madhouse atraviesa momentos difíciles a pesar de que su producción se divide en series y films de gran pantalla. Esto les ha llevado a cancelar proyectos como la realización del film póstumo de Satoshi Kon “Dream Machine”. Prueba de ello es que “Wolf Children” sea el primer film de Studio Chizu, creado por el propio Hosoda, en coproducción con Madhouse.

En definitiva, “Wolf Children” es un buen film de animación que funciona muy bien como fábula sobre la necesidad de identidad propia y búsqueda de la naturaleza escondida. Por el contrario, como producto de entretenimiento, su falta de gancho puede empañar sobremanera su visión.

Aun así, todo amante de la animación encontrará en cada fotograma un pequeño poema visual.

Lo mejor: La profundidad de sus personajes y el retrato de la naturaleza.

Lo peor: Su apuesta por la profundidad es en pos de su capacidad de sorprender.

¡¡Lee también “Mamoru Hosoda Vol.1” y “Mamoru Hosoda Vol.2“!!

Por: @FrancescMiro

Anuncios

3 comentarios en “Wolf Children

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s