Alfredson te invita a entrar

TENEMOS MORRIÑA DE FESTIVALES. Eso es así, hace ya un mes que estábamos como locos, eufóricos, casi drogadictos (CASI) porque tuvimos el placer de asistir a nuestro primer festival como acreditados, con a penas una semana de vida, que se dice pronto. Seguramente, de esa morriña viene la necesidad de hablar de uno de los tipos más majos que conocimos en el festival, Tomas Alfredson, de quién hablamos aquí, y de la película que le catapultó al estrellato: ‘Déjame entrar’ (2008).

Hasta esta película, el director sueco no había realizado ninguna película que consiguiera calar hondo entre el público fuera de su Suecia natal, pero en el año 2008 saltaría a la fama con esta película. Y es comprensible, en un año en el que fuimos invadidos por vampiros de sexualidad cuestionable que ni si quiera tenían la decencia de arder al contacto con el sol, Alfredson adaptó la homónima novela del escritor John Ajvide Lindqvist, en la que se cuenta una historia de vampiros pero que es tan diferente como excepcional, tanto que Estados Unidos no tardaría en hacer un remake de calidad cuestionable (así, porque sí, sin que fuera necesario).

letherightoneinstills

La historia nos habla de dos preadolescentes, un chico y una chica un tanto especiales. Él es acosado constantemente por sus compañeros de escuela y tiene una extraña pasión por los crímenes. Ella es una vampira que, aunque intenta mantener las formas, no puede reprimir su necesidad de sangre y se ve envuelta en alguno de los que él lee. ¿Casualidad? Estaba claro que no.

3ff-dejamentrarcine-300aCómo no, de aquí sale una historia de amistad de las de toda la vida, dos personas solitarias que se encuentran y ven que pueden mitigar esa solitud, una amistad difícil de conseguir y de mantener (a fin de cuentas, ella no puede morir), pero una gran y bonita amistad. Incluso algo más que amistad. Son cosas de la edad. Pero aunque es una historia de amistad clásica, Alfredson sabe darle un toque mágico que está a la altura de muy pocos, de tal forma que es una historia diferente y diferenciada.

Se trata de una película sombría, pero sin ser un film de terror. Es una película melancólica, pero sin acabar siendo un dramón (al menos no mucho). Es una historia hermosa, pero sin caer en la patrañería vomitiva. Es, a todos los efectos, una gran película. Fotografía, dirección, guión, personajes…es muy complicado encontrar algo que falle en este film, por eso, hay que ver este y sólo este, nunca, repito, nunca, el remake americano.

Lo mejor: Los dos personajes, tienen algo especial, un toque mágico que hace del film una delicia.

Lo peor: Su innecesario remake aparte, la trama de la historia es bastante predecible en varios puntos de la película, lo que le quita un poco de espectacularidad (pero no demasiada).

Por: @Rubensebas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s