‘La chica que saltaba a través del tiempo’

Mamoru Hosoda Vol.1

Hoy nos enorgullecemos de traeros la primera de (esperemos) una larga sección de películas de animación. Como muchos, un servidor y su compañero de blog, creemos que la frasecita típica de que “las pelis de dibus son para críos” es una soberana chorrada. La animación lleva muchos años,si no siempre, ofreciéndonos películas que son capaces de disfrutar por igual los más pequeños y los más grandes.  Con la excepción de algunos productos demasiado infantiloides, ¿eh, Walt?

twallyi8

En los últimos años, Dreamworks y Pixar se han convertido en los dos exponentes norteamericanos por excelencia de un tipo de películas que agradan a todos y que, además, recogen buenas críticas. Pero, aunque la animación 3D esté en auge y se logren excelentes trabajos, uno siempre siente la debilidad por el clásico 2D, el que creció con él y hoy es efímero en la industria hollywoodiense. Así pues tenemos que viajar a Japón para encontrarnos grandes películas como la que hoy nos ocupa: ‘La chica que saltaba a través del tiempo”.

Muchos conocen grandes películas de animación japonesa, mayormente las realizadas por Studio Ghibli, como ‘La tumba de las luciérnagas’, ‘Mi vecino Totoro’ o ‘El viaje de Chihiro’; pero hay vida más allá de Ghibli. Madhouse, la productora del film de hoy, empezó a despuntar en los años ochenta a base de OVAS y cine de nuevas promesas como Satoshi Kon o Katsushiro Otomo, a quiénes seguro dedicaremos estudios más pronto que tarde, y que con el tiempo se ha convertido en la industria de anime adulto de más repercusión internacional. Es por eso, que iniciamos este pequeño especial al director de esta película, Mamoru Hosoda, uno de los creadores de animación más interesantes de la actualidad.

Vamos a ello, pues.

swtoki07

La chica que saltaba a través del tiempo’ (2006) representa una forma de hacer cine que se sigue repitiendo en la animación japonesa desde hace muchos años: historias más o menos realistas pero llenas de magia. Fantasía y realidad como un mismo mundo, sin entrar en ningún armario ni espejo. Podríamos decir,  y aquí nos tiramos a la piscina, que eso nos gusta mucho, que si Isabel Allende o Gabriel García Márquez son dos grandes representantes del realismo mágico en la literatura latinomericana, la animación japonesa sería el máximo exponente en el cine que conocemos hoy.

Esta película nos cuenta la historia de la joven Makoto, una chica normal de instituto que disfruta de la vida estudiantil y de sus amigos Chiaki y Kokuse. Pero, un día, su vida cambia cuando obtiene el don de poder viajar atrás en el tiempo mediante saltos. Sí, se puede viajar en el tiempo sin DeLorean.

En ese momento, nuestra protagonista aprovechará su don para lo que cualquier adolescente haría: estar más tiempo divirtiéndose con sus colegas, sacar mejores notas… Pero, ay Makoto, deberías saber que “un gran poder conlleva una gran responsabilidad” y aprovechar ese don en nimiedades adolescentes puede acarrearte problemas… Y hasta aquí podemos leer, no vamos a desvelar más de una trama que guarda más de una sorpresa. Si queréis saber más, tendréis que verla.

Pero sí os podemos decir que en la película os encontraréis con una historia simpática, agradable y, hasta cierto punto, bastante original sobre los viajes en el tiempo. Con algunos toques cómicos que aportan un grato contrapunto al tono melancólico dominante en el relato. Si bien es cierto que, por momentos, el ritmo decae y provoca una sensación de lentitud y aburrimiento.

Y con todo, es tal el poder de sus imágenes, que el espectador, con el tiempo, olvidará sus, por otra parte inevitables, fallos menores .

Cómo no, el trato del dibujo es muy bueno, tiene escenas llenas de imágenes de gran belleza acompañadas por una banda sonora bien elegida. Su tono hace que, poco a poco, te sumergas en ella e intentes avanzar en su historia, aunque conforme avanze se complique, quizás un rasgo típico de subgénero “viajes en el tiempo”. Aún así, uno se podría esperar que la primera película seria ( se trata de alguien que venía de realizar “Digimon: La Película”) de un director como Hosoda fuese más tímida, o que su historia fuese más sencilla. “La chica que saltaba a través del tiempo” no lo es.  Hosoda apuesta fuerte y gana.

La-Chica-Que-Saltaba-A-Traves-Del-Tiempo-01

A muchos les podrá parecer una idea genial que no se explota lo suficiente, puede ser, pero si Hosoda volviera atrás en el tiempo, ¿haría algo mejor?

‘Time waits for no one’.

Lo mejor: Como en la mayoría de películas de animación, el apartado visual. Una historia entretenida y original.

Lo peor: El ritmo no es apto para impacientes. Esa sensación de que se podría haber exprimido más la idea.

Por: Rubén Sebas

Anuncios

3 comentarios en “‘La chica que saltaba a través del tiempo’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s